El programa de protección
de la calefacción de BWT
Ayuda a ahorrar en los gastos de calefacción y
evita averías del sistema como consecuencia
de la entrada de aire y de la formación
de incrustaciones calcáreas.

Protección de la calefacción

BWT AQA THERM – optimiza el agua de calefacción 

El diseño de los sistemas de calefacción se ha hecho cada vez más compacto con el transcurso del tiempo. Contra más pequeña es la superficie de transferencia térmica mayor eficacia se consigue en la actualidad, no obstante su reducido tamaño la hace más vulnerables a los problemas. Sólo con un cuidadoso control, unos ciclos coordinados, sistemas de amortiguación, estratificaciones de temperaturas, sistema de mezcla, válvulas de control, bombas, etc. es posible obtener una alta eficiencia energética. Y para que el sistema de calefacción funcione tan económicamente como sea posible, también debe ser alimentado con un agua de calefacción adecuada.

 

BWT Heating protection

Agua perfecta para una calefacción eficaz que cumpla con la legislación y las normativas vigentes

Si el agua de consumo de la red se utiliza para alimentar el sistema de calefacción, puede originar un determinado número de problemas en la vivienda. El calcio disuelto en el agua fría al principio es invisible, pero cuando el agua se calienta y entra en el circuito de calefacción, el calcio precipita parcialmente y forma incrustaciones. El sistema de calefacción se cubre de cal, causando obstrucciones y averías. Los óxidos también puede dañar el sistema. El aire que entra en el circuito origina ruidos en las tuberías y reduce la transmisión de calor de los radiadores situados en los puntos más altos del edificio. Todo el sistema, incluyendo la bomba de circulación, por consiguiente, funciona en forma deficiente.

 

Como consecuencia se requiere más energía para mantener el apartamento o la casa caliente y acogedora, ya que el calcio cubre las tuberías y actúa como un aislante. Esta vez, sin embargo, es más grave: simplemente una capa de 1 mm de calcio sobre la superficie del intercambiador de calor reduce el coeficiente de transferencia térmica aproximadamente en un 80 %, lo cual disminuye la eficacia y el rendimiento del sistema hasta en un 20 %. Para evitar este problema los sistemas de calefacción deberían ser alimentados y operados con agua blanda o con un bajo contenido salino.

 

La calefacción es más eficaz sin incrustaciones ni obstrucciones

El concepto BWT AQA THERM representa la solución ideal, ya que los productos AQA THERM están perfectamente estudiados para poder desalinizar y descalcificar del agua de llenado y de las sucesivas recargas de acuerdo con las regulaciones vigentes. BWT AQA THERM evita las averías causadas por la presencia de calcio, las incrustaciones calcáreas y la entrada de aire en el sistema. Como consecuencia se reducen los gastos de la calefacción, disminuyen los ruidos en el circuito y se asegura que el sistema de calefacción funcione correctamente. La protección del agua de la calefacción también ayuda a mantener el valor de la vivienda a largo plazo, ya que un sistema de calefacción eficaz es esencial para la calidad de vida y el confort en una casa. El sistema también está especialmente diseñado para disponer de una larga vida útil de funcionamiento, durante décadas.