1
2
3

Acabado laminado

Las piscinas de hormigón con un acabado laminado son sumamente duraderas, debido a las propiedades de sus materiales, especialmente en áreas exteriores, y combinan las ventajas de una piscina de hormigón (hermeticidad, amplias opciones de diseño) con las del laminado plástico. Las propiedades sumamente elásticas de este material garantizan que la piscina será 100 % hermética y que nunca tendrá problemas por heladas, ni siquiera con temperaturas inferiores a cero.

 

El laminado también puede ser substituido en cualquier momento, si se precisa, con un nuevo laminado y quizás de diferente color; de esta forma usted puede dar un nuevo aspecto a su piscina rápida y fácilmente. Una ventaja adicional, en comparación con las piscinas con azulejos o con otros tipos de recubrimientos, es su reducido coste de instalación.