Agua de refrigeración y para circuitos de aire acondicionadoBWT ofrece la solución perfecta para un tratamiento eficaz
del agua de refrigeración y para circuitos de aire acondicionado

Agua de refrigeración y para circuitos de aire acondicionado

Circuitos cerrados (por ejemplo, recirculación de agua fría en sistemas de climatización)

El agua descalcificada o desalinizada es generalmente adecuada para el llenado cuando la tubería es de un material resistente a la corrosión (por ejemplo, de plástico) y se efectúa una única carga. No obstante es posible que se requiera un tratamiento específico del agua de llenado en función de la calidad de agua de aporte y de las condiciones de funcionamiento.

 

Sistemas abiertos de refrigeración (sistemas con torres de refrigeración)

Las torres de refrigeración evaporan agua durante su funcionamiento pero no las sales que ésta lleva disueltas; como consecuencia la concentración de sales en el agua del circuito aumenta constantemente. Una salinidad excesiva puede originar la formación de incrustaciones y procesos de corrosión en la torre de refrigeración y en las tuberías por las cuales circula el agua. El desarrollo de algas y la entrada de partículas de polvo procedentes del aire ambiental también pueden producir averías en el sistema. El tratamiento del agua es por consiguiente necesario en casi todos los casos para asegurar que la torre de refrigeración funcionará de forma fiable y económica.

 

La Guía VDI 3803 indica que la calidad del agua de circulación debe ser adecuada para los materiales utilizados en el circuito de refrigeración. Los valores recomendados figuran en la siguiente tabla:

 

Recommended thresholds for the quality of re-cooling circulation water

 

Materiales en contacto con el agua de la torre de refrigeración Conductividad Concentración de calcio Concentración de cloruros Concentración de sulfatos
    Ca2+ Cl-  SO42-
  µS/cm mg/l  mg/l mg/l
Acero y metales no férricos < 2200 > 20 < 200 < 325
Acero y metales recubiertos < 2500 > 20 < 250 < 400
Plásticos y acero inoxidable < 3000   < 400

< 600

 

El agua de circulación debería ser tan transparente e incolora como sea posible, y no contener sedimentos. La dureza temporal debería ser < 7 °fH, con una dureza total estabilizada < 35 °fH. Debe dosificarse un biocida para mantener la contaminación microbiológica y la presencia de Legionella dentro de los valores especificados en el Real Decreto 865/2003.

 

Los siguientes problemas pueden ocurrir si no se respetan los valores anteriormente indicados:

  • Disminución de la capacidad de intercambio de calor o frío

  • Incremento de la pérdida de carga en los circuitos con sección más reducida

  • Obstrucción de inyectores, válvulas y conductos de refrigeración

 

Esto puede originar:

  • Mayor consumo energético y de agua

  • Averías y paros de funcionamiento

  • Aumento del mantenimiento requerido

  • Destrucción de componentes importantes del sistema

 

Agua para aire acondicionado (por ejemplo, en equipos de humidificación en sistemas de aire acondicionado)

Los humectadores en sistemas de aire acondicionado se utilizan en muchos edificios para proporcionar el nivel mínimo de humedad que las personas precisan. Una humedad inadecuada en el aire o incorrectamente ajustada puede afectar seriamente a la salud y al confort de los usuarios del edificio. Las consideraciones higiénicas son esenciales en el diseño y la operación de humectadores, y la actual Guía VDI 6022 contiene importantes recomendaciones sobre estos conceptos.

 

Se utilizan varios procesos para humidificar el aire y, para cada proceso, el tratamiento correcto del agua de humidificación es esencial. Los sistemas de ósmosis inversa para desalinizar el agua de la red son cada vez más populares para esta aplicación y en algunos casos se complementan con dispositivos de desinfección.

 

Podemos proporcionarle nuestro soporte técnico desde la planificación del proyecto para disponer de un sistema fiable y rentable hasta el mantenimiento periódico del sistema instalado.