Industria de alimentación y de bebidas

La calidad de las bebidas depende del agua utilizada para su elaboración y tanto la industria de la cerveza como los fabricantes de bebidas sin alcohol o los embotelladores de agua mineral tienen requisitos completamente distintos sobre la composición del agua a emplear.

 

Sin embargo, todos los sectores comparten la necesidad de disponer de un agua higiénica y sin contaminantes para la producción o el embotellado, la cual no debe:

  • Contener sustancias que inhiban el aroma o el sabor

  • Presentar turbidez

  • Afectar al proceso de producción

  • Originar incrustaciones o corrosión en los componentes de sistema o en las botellas.

 

Como cada fuente de agua o manantial tiene una composición diferente, cada una requerirá un método específico de tratamiento para asegurar que el agua suministrada satisfaga todas las normas de calidad y cumpla con todos los parámetros exigidos y con los requisitos particulares y las necesidades del cliente.

  



Elaboración de la cerveza

El gusto, el aspecto, la caducidad, etc. de cada tipo de cerveza dependen de la composición específica del agua usada para su elaboración. En muchos casos, el tratamiento del agua es inevitable, debido a requisitos técnicos o legales adicionales, por ejemplo, referentes a la concentración máxima de nitratos permitida. Varios procesos de tratamiento están disponibles, en función de la composición del agua de aporte, del tipo de cerveza y de la legislación aplicable.

 

El sector de zumo de fruta

El agua de dilución para la fabricación de zumo de fruta debe poseer una salinidad muy reducida para evitar reacciones secundarias con el concentrado, turbidez en el producto acabado o presencia de sustancias que inhiban el sabor.

 

El sector de refrescos

Frecuentemente se requiere un tratamiento del agua para la elaboración de refrescos que sean visualmente atractivos y estables para su conservación. Este tratamiento deberá contemplar especialmente el cumplimiento de los requisitos especificados por el fabricante del producto. BWT puede ofrecer soluciones apropiadas, tanto en el sector del agua de proceso (por ejemplo, para alimentación de los circuitos de refrigeración o de calderas de vapor) como para sistemas de lavado de botellas y de embotellado del producto.

 

El sector del agua mineral

El agua mineral se halla sujeta a estrictos requisitos legales y además debe conservarse tan “natural” como sea posible; el número de procesos de tratamiento permitidos en las diversas legislaciones es, por consiguiente, muy limitado. Los principales tratamientos que se aplican son para la separación de hierro y manganeso aunque, en algunos casos, el sulfuro de hidrógeno u otros elementos también pueden ocasionar problemas. BWT dispone de una amplia gama de procesos probados, en parte patentados, para reducir el contenido de sustancias extrañas en el agua.

También podemos ofrecerle soluciones adecuadas (por ejemplo, tratamientos para el agua de lavado) en las áreas de aguas de proceso (por ejemplo, para alimentación de calderas de vapor,) para el embotellado y los sistemas de lavado de botellas.

 

Tecnología BWT para la industria de bebidas:

  • Tecnología de membranas

  • Intercambio iónico

  • Tecnología de ozono

  • Tecnología UV

  • Tecnología de filtración

  • Procesos MDA

  • Electrolisis con membrana