Sistemas de ósmosis inversa de BWTAgua pura para una mayor eficacia en los procesos y en la producción

Ósmosis inversa

Agua pura: un pre-requisito para conseguir los mejores resultados

 

Un agua libre de patógenos y de contaminantes, con una baja conductividad es un requisito estándar en el lavado del vidrio, para humectadores, equipos de laboratorio y para varios usos médicos y técnicos; además para una mayor eficacia en los procesos y en la producción, las normativas y las regulaciones aplicables cada vez son más rigurosas. El agua de la red deberá ser por consiguiente tratada, por ejemplo, mediante una filtración y una descalcificación para mejorar su calidad y pureza lo cual tendrá un enorme impacto sobre los resultados y la calidad de los productos.

 

BWT Reverse osmosis

 

¿Qué es la ósmosis inversa?

En el proceso de ósmosis inversa, el agua se presuriza y atraviesa una membrana que solamente permite el paso de las moléculas de agua y retiene otras sustancias extrañas (por ejemplo, sales, materia orgánica, partículas y bacterias). La ósmosis inversa separa casi todos los virus, bacterias y las sustancias que influyen en el color, el sabor y el olor del agua; el resultado final es un agua pura.

 

En la versión “online”, el agua pura se acumula en un depósito presurizado con membrana del cual posteriormente se distribuye a los puntos de consumo. En la versión “offline” el agua tratada se envía a un depósito sin presurizar y de él, mediante una bomba auxiliar se impulsa hacia los puntos de consumo.

 

Para un correcto funcionamiento de un sistema de ósmosis inversa, se requieren componentes específicos en función del uso previsto. Consulte libremente a los expertos en agua de BWT; estaremos encantados de ayudarle a encontrar la solución óptima de tratamiento.