1
2

Piscinas de flotación

Revitalización e ingravidez; una instalación de balneario para los que quieren ser realmente mimados.

 

Elixir de vida y fuente de salud

Todos conocemos la maravillosa sensación de entrar en un baño caliente. No es pues de extrañar que el agua juegue un papel tan fundamental en el concepto de “bienestar”. La circulación se vigoriza, el sistema inmunológico se refuerza, la oxigenación de la sangre mejora y los músculos y las articulaciones se relajan. Esto es especialmente verdad en los baños de flotación. Usted se siente bien en particular en el agua salada, es como si la sal le diera una nueva fuerza a cada una de sus células. La respiración también se hace más fácil.

 

Apacible y natural

Un baño de flotación, con un contenido de sal natural del 2-3 % tiene un efecto de relajación y de recuperación. A modo de comparación, el contenido de sal del Mediterráneo se halla alrededor del 3 %. El agua salada ayuda a reducir la sensibilidad a las alergias y mejora la circulación de la sangre hacia la piel. La psoriasis, los eczemas, los problemas de espalda y articulaciones, así como también los efectos de la tensión diaria como dolores de cabeza e insomnio, se reduce significativamente. Es tan relajante como una pausa junto al mar.

 

Una cueva de sal

Un punto de atención especial en cualquier casa; ¿quién no ha querido experimentar la sensación de ingravidez al menos una vez en su vida? Sus invitados flotarán prácticamente inmóviles en el agua salada, escuchando una música suave. Al mismo tiempo, la sal aporta su magia incomparablemente beneficiosa sobre el equilibrio físico de su cuerpo y el pH de su piel. Muchos doctores recomiendan baños de sal para el fortalecimiento general del sistema inmunológico y la desintoxicación del cuerpo. El acreditado producto BWT SOLEDOSIER, con su sistema de medición y control basado en microprocesador, proporciona una concentración constante y adecuada de sal para garantizarle una calidad perfecta del agua en todo momento.