Agua – el oro azul

Vista desde el espacio la Tierra es impresionante. El 75 % de nuestro planeta está cubierto por el agua - en forma líquida, gaseosa o congelada. Este elemento vital para la vida es lo que distingue a la Tierra del resto de planetas de nuestro sistema solar.

 

No obstante, esta aparente abundancia es engañosa. Alrededor del 97 % de los recursos de agua de la Tierra son agua salada. Además una parte muy considerable del agua fresca restante se halla acumulada en los casquetes polares y los glaciares, de tal forma que únicamente el 0,649 % de todos los recursos de agua pueden ser destinados al consumo humano.

 

Según estimaciones de la ONU, la población mundial aumentará desde aproximadamente los 6,6 mil millones actuales hasta 9,2 mil millones en el 2050. Debido al aumento del consumo medio de agua por persona, actualmente 625 m³ al año, las necesidades globales de agua también crecerán desproporcionadamente.

 

A escala mundial, más de mil millones de personas no tienen ningún acceso a un agua apta para su consumo. En 25 años hasta 6 mil millones de personas experimentarán la falta de agua debido a su baja calidad. Incluso los recursos naturales de agua de Europa se hallan cada vez menos disponibles. La falta de agua surge cuando la cantidad del agua que se requiere excede de su disponibilidad. En Austria, sólo el 3 % de los abastecimientos totales renovables de agua se extrae cada año - por consiguiente vivimos en un verdadero paraíso del agua. Por el contrario, Bulgaria y Bélgica, por ejemplo, sufren de falta de agua ya que ellos consumen anualmente el 55 % y el 41 % respectivamente, de los abastecimientos renovables de agua.